"He who works with his hands is a laborer. He who works with his hands and his head is a craftsman. He who works with his hands and his head and his heart is an artist." (Saint. Francis of Assisi).

 

DÍA DE LA MADRE - MAYO 08 DE 2022

Comunidad Educativa Agustino Cervantina, el domingo 08 de Mayo de 2022, rendimos un homenaje sentido a las madres de la tierra, fiel imagen de la madre del cielo, que nos ama a la manera de Dios. La madre es la "guardiana" fiel de nuestras vidas, la que gastó su vida por cada uno de nosotros. La mamá, es el ángel de Dios que se desvela, sin cansarse, por nosotros sus hijos, su razón de vivir. La mamá es aquella mujer que es capaz de darlo todo sin recibir nada a cambio.

La mamá es la que ama con todo su corazón y lo único que espera es que su hijo(a) esté ahí, en su presencia. La mamá es la mujer que mantiene su confianza en el hijo cuando todos los demás la han perdido. La mamá vale un corazón tenerla; es el tesoro que debiéramos cuidar con todas nuestras fuerzas porque "madre" es el nombre de Dios que vive en los labios y el corazón de todos los niños(as) de la tierra. Dios no podría estar en todas partes si no existiera la "madre" y por eso creó a la "mujer-madre".

Todos los hijos nos sentimos seguros al escuchar el nombre de mamá, pues nos sentimos amados, valorados y cuidados sin expresar jamás cansancio por ese buen servicio a la vida; todo lo hace por el maravilloso deseo de ver a su hijo(a) feliz de estar en la vida. Para todo hijo agradecido, el corazón de una madre es el más hermoso lugar para habitar; el espacio seguro que jamás perderá aun cuando las canas empiecen a aparecer por el trajín de la vida como hijo laborioso.

En la inmensidad del universo sólo existe un lugar seguro para el hijo(a), el corazón de la mamá. Como hijos podemos decir con toda certeza que lo que somos o anhelamos ser se lo debemos a los desvelos de una mujer llamada "mamá", un Dios de carne y hueso en la tierra. La mamá es el ángel de Dios real en nuestro camino.

Madres de nuestra Comunidad Educativa Agustino Cervantina, en esta fecha de especial significado para su ser "madres", nosotros los hijos queremos acurrucarnos en su regazo como lo hacíamos de niños y escuchar una vez más el latir de su corazón que nos expresó y nos transmitió la bendición que somos los hijos para su ser mujer-madre.

De nuestros labios quiere brotar con toda la fuerza de nuestro sentimiento la palabra gracias por ser lo que son con nosotros, por el regalo de la vida, por la oportunidad que nos dieron; gracias por ser madres de la vida; gracias por alimentarnos con la leche del amor incondicional; gracias por inspirarnos la ilusión por vivir.

Con el corazón en la mano, como nuestro mejor regalo, les dedicamos a todas las madres Cervantinas este poema que brota del sentimiento agradecido por tenerlas:

"Madre, me diste el derecho de nacer…

Mi refugio son tus brazos, tu calor y tu querer; tu mirada tierna y dulce es como dos luceros en pleno anochecer, guiando mi camino para no dejarme perder.

Madre, me diste el derecho de nacer…

Me enseñas a vivir para no dejarme vencer, a alcanzar mis sueños, para no perder la Fe…

Madre, gracias por quererme, cuidarme y saberme comprender. Madrecita gracias; mi consentida siempre haz de ser tú" (Anónimo).

Las madres son los ángeles de Dios al lado de sus hijos(as). Su presencia es seguridad y esperanza para los hijos. El amor de una madre no tiene límites, lo da todo, renuncia a todo, se olvida de sí misma por ver feliz a su hijo pues, el amor de una madre no contempla lo imposible. Por todo eso y mucho más en hora buena, feliz día de las madres, Dios las bendiga y colme su corazón de amor eterno por sus hijos(as). Felicidades hoy y siempre. 

 

P. Javier Pinto B. O. S. A.

Rector